La edil del Frente Renovador expuso su postura como madre, pese a las discrepancias que mantiene en este aspecto con su bloque. 


El debate sobre la despenalización del aborto dejó mucha tela por cortar, incluso al seno de cada partido político. Con posturas contrapuestas y experiencias personales como bandera, algunos prefirieron apartarse del fundamento de sus bloques y expresarse individualmente. 

Es el caso de la concejala María Florencia Vázquez, del Frente Renovador, quien se manifestó en contra del proyecto pese a contar con el apoyo de Malena Galmarini, la mujer de Sergio Massa, quien lidera la corriente a nivel nacional.

“Esto tiene que ver con los sentimientos más profundos de las personas, más allá de que como funcionario uno debe pensar en lo general. Pero yo soy madre; tuve un aborto espontáneo, una interrupción de embarazo a los ocho meses y una hija con discapacidad que murió hace casi cuatro años. Entonces yo soy todo eso, y las opiniones las formo con todos los aspectos de mi vida”, sostuvo la edil en diálogo con radio Noba.

Respecto al marco legal, expresó que “le encuentro muchas contradicciones al proyecto que tienen que ver con lo que dice la Constitución Nacional, los tratados internacionales a los que Argentina ha adherido, la Convención sobre los Derechos del Niños y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos”.

Acá se entiende por niño a todo ser humano desde la concepción hasta los 18 años. Muchos países esta reserva no la hicieron porque el aborto ya estaba legalizado”, confió.




Comentarios