Será retroactivo al 1º de marzo. Previo a la cifra oficial, desde el Ejecutivo se abonó una suma fija entre enero y febrero de $3.000. 


Referentes del Sindicato de los Trabajadores Municipales se reunieron este jueves con el intendente Manuel Passaglia y lograron acordar un aumento salarial del 21%, que será retroactivo al 1º de marzo.

Sin números estipulados, entre los meses de enero y febrero, desde el Ejecutivo se abonó una suma fija de $3.000 como incentivo. El incremento superó las expectativas, incluso, de los propios gremialistas, dado que en otros municipios se sellaron convenios por el 12 o el 15%.

En declaraciones, Passaglia sostuvo que “se está trabajando mucho en el Municipio y eso repercute en la ciudad, por eso consideramos que San Nicolás debía tener el mejor aumento de la provincia”.

De la comitiva participaron, también, la secretaria de Gobierno, Agustina Gruffat, y el director de Recursos Humanos, Pablo Fernández. Y en representación de los empleados, Desiderio Monzón y Hugo Díaz.




Comentarios