Se hará en dos tramos para no impactar de lleno en la economía local. 


El Concejo aprobó el incremento en las tarifas de taxis y remises, que se hará de forma desdoblada para no sacudir el bolsillo de los nicoleños. La suba inmediata es del 19%, y a partir de agosto el 11%. 

El servicio de taxis pasará de costar $18 la bajada de bandera a $21,50, y en cuanto a la ficha de $1 a $1,20. Mientras que los remises registrarán un aumento que irá desde los $22,60 a los $24,20. 

Días atrás, Leandro Parelli, delegado regional de la Federación de Conductores de Taxis, argumentó que “no queremos perder clientes, pero somos conscientes de que los números no cierran”.






Comentarios