La Cámara Nacional Electoral solicitó al Ministerio de Salud de la Nación que se incorpore dentro del “personal estratégico” que tiene prioridad para recibir la vacuna contra el Covid-19 a los agentes y funcionarios de las Secretarías Electorales de todo el país.

Sucede que la mayoría de los distritos ya tienen personal trabajando de manera presencial, desde el año pasado, con la excepción de quienes integran los grupos con factores de riesgo.

“Estamos trabajando presencial desde el año pasado, casi la totalidad, salvo dos o tres personas que son de riesgo, pero esto no es la realidad de otros distritos”, remarcó Sonia Randazzo, Secretaria Electoral Nacional de San Luis.

Sonia Randazzo, Secretaria Electoral Nacional de San Luis.San Luis

La funcionaria destacó que la necesidad de la aplicación de la vacuna se fundamenta en que “en una elección se hacen muchos trabajos, como manipular materiales que son pesados, los cuartos oscuros móviles, la constatación de boletas; trabajamos con muchos elementos”.

A diferencia de procesos electorales anteriores, esta vez no habrá Padrones en papel: las consultas para reclamar por datos incorrectos deberán hacerse de manera digital.

“Hay cuestiones que se pueden realizar vía digital, pero hay otras como el armado de urnas y la necesidad de atender a los apoderados que consultan expedientes que tiene que ser presencial”, remarcó Randazzo, en declaraciones a Radio Ciudad.

En la actualidad, la Secretaría en San Luis cuenta con cerca de 15 personas que asisten a trabajar. Cuando se aproximan las elecciones, se contrata más personal para llevar a cabo las tareas.

“Tenemos un tráfico de contacto con apoderados, electores, gente del Correo, el Comando Electoral, las autoridades de mesa…por eso la Cámara pide que se pueda vacunar a empleados y funcionarios”, agregó la Secretaria Electoral.

Resaltó también que, si bien las elecciones deben hacerse sí o sí, “en este contexto es muy difícil poder trabajar, es riesgoso”.

Para la realización de los comicios en San Luis, la Secretaría pedirá autorización a la Cámara Nacional para solicitar al Ejecutivo puntano que provea las vacunas al personal. “La posibilidad de vacunarnos es a través del Gobierno de la provincia”, indicó Randazzo. También requerirá testeos periódicos para los agentes y funcionarios.