Una persona dejó su camioneta mal estacionada frente a un instituto privado de la ciudad de San Luis y le costó un escrache. En las redes circularon fotos y videos con las pintadas al vehículo de quien, aparentemente, habría estacionado apurado porque llegaba tarde a un acto escolar.

Tal vez el apuro le jugó una mala pasada al conductor o conductora de esta camioneta Volkswagen Amarok blanca que fue estacionada en avenida Héroes de Malvinas frente a la sede del Ejército Argentino.

Exactamente en el lugar en el que aparcó, hay una franja amarilla sobre el cordón junto a un cartel que advierte: “Prohibido estacionar, ascenso y descenso de niños”.

¿Qué decía la pintada? Exactamente lo mismo que el cartel.

Pero, por suerte para el/la dueño/a del auto, trascendió que la pintura utilizada era lavable”.