Los enfermeros denunciaron que además les niegan la comida o se las dan en estado de putrefacción. 


El miércoles la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), de San Luis, dio a conocer públicamente el comunicado interno, con fecha del 22 de abril, en el que el personal de enfermería del Hospital San Luis reclaman por la falta de insumos, de medicamentos e incluso denuncian “corrupción” en el manejo de la comida.

Según informó El Chorrillero en distintas partes del nosocomio hay pegados carteles que hacen alusión al reclamo de los enfermeros.

En el documento plantearon que les faltan insumos para cumplir con su trabajo como perfus, guantes, barbijos, llaves de tres vías y hasta de medicamentos como analgésicos e insulina.

Comunicado de los trabajadores de enfermería.

“¿No sería conveniente que la Dirección de a conocer esta situación para que el usuario no agravie ni maltrate al personal?”, cuestionaron y en otro punto criticaron: “El personal que termina enfermándose porque el Gobierno (patrón) no los protegió. ¿Se darán tiempo para mirar los consultorios externos y observar a ese profesional que sigue trabajando enfermo?”.

Las enfermeras mujeres también denunciaron que no tienen un baño específico y deben trabajar de forma recargada.

Cuestionaron en otro punto: “El médico, odontólogo, farmacéutico, bioquímico y técnicos, etc, que se encuentran encuadrados en los términos de la Ley de Carrera Sanitaria ¿Se les recordará las horas de trabajo que deben cumplir?”.

Por otro lado, desde ATSA denunciaron que a los enfermeros se “les niega la comida o la reciben en estado de putrefacción. Deben mendigar un plato de comida cuando quedan recargados y se lo terminan negando. No les importa denigrar a las personas”.

Comunicado de los trabajadores de enfermería.

“Seguramente pretenden culpar a los enfermeros de la verdadera corrupción, de los negociados que se había montado en la compra de comida, por ejemplo: Sempro, Maternidad Central, Hospital San Luis, Medicina del Interior. Hay que tener memoria y no mirar la paja en el ojo ajeno”, dijeron y pidieron: “Compañeros enfermeros luchen todos juntos por sus derechos, digan basta al trato indigno, discriminatorio, el ninguneo, pueden y deben exigir que se los respete. Han visto pasar a muchos funcionarios de este mismo Gobierno que luego escaparon por las ventanas”.

En ese sentido, solicitaron al Ministerio de Salud, que dirige Silvia Sosa Araujo a “abandonar estas prácticas desconsideradas y absolutamente discriminatorias, no lesionen aún más la moral de estos trabajadores”.





Comentarios