El abogado de Kevin Avallay, quien mató de un balazo a su novia embarazada, pidió que se perite nuevamente el arma homicida.


El martes inició el juicio contra Kevin Samuel Avallay quien mató de un disparo en la cabeza a Tamara Ayelén Olguín, de 16 años y embarazada de cuatro meses. Ahora se postergará el veredicto ya que el miércoles, el día de los alegatos, la defensa recusó al tribunal que juzga al joven y solicitó que hagan una nueva pericia sobre el arma homicida, para investigar si podría haberse disparado por accidente.

Caso Tamara Olguin.

Aunque el acusado admitió haber sido el autor del disparo que terminó con la vida de Tamara y su bebé, él asegura que “se le escapó” y que “estaban jugando” esa fatídica tarde del 21 de marzo de 2017, en Villa Mercedes.

El martes el abogado defensor Pascual Celdrán dijo: “Está claro que Avallay es el que tenía un arma, la portaba cuando se produce el disparo y el resultado dañoso, que es que lamentablemente haya muerto una chica de 16 años. Lo que no está claro es si disparó a propósito o si se le escapó. Eso no está probado”.

Caso Tamara Olguín.

Luego el perito balístico, el oficial Oscar Becerra, analizó el arma homicida, explicó su funcionamiento y Celdrán le preguntó si era posible de que la misma “se disparara si solo se tira el gatillo para atrás y luego se suelta”. El policía le contestó que existen muy pocos casos en los que un revólver puede ser accionado por accidente, informó El Diario de la República.

Lamentablemente para la familia de Tamara el defensor de Avallay encontró una nueva chance para salvar al acusado.

Hay un hecho nuevo, es que el perito ha dicho que se puede accionar el arma. Eso no lo habían marcado antes, siempre dijeron que el revólver andaba perfecto”, argumentó el abogado y pidió al tribunal que se peritara nuevamente el revólver, con el objetivo de constatar si tiene una falla por la cual puede ejecutar un disparo en forma accidental, por quien lo manipula.

Caso Tamara Olguín.

El tribunal compuesto por los jueces Sebastián Cadelago Filippi –presidente de la Cámara– Virna Milena Eguinoa y Hernán Herrera respondieron que no.

“Los camaristas fundan el rechazo en que la pericia ha quedado firme en cuanto a que es imposible que salga un tiro accidental”, afirmó el abogado de Avallay, tras la audiencia y cuestionó enojado: “¿Con eso qué me están diciendo? Que lo condenan a prisión perpetua, porque ya no hay nada que probar. Todo el juicio ha sido en vano (…) La falta de veracidad probatoria de los camaristas no se puede creer… Ellos tienen que interesarse por saber la verdad y no lo han hecho”.

Una fuente de la Cámara Penal le dijo a un periodista del mencionado medio local que: “Celdrán hizo el pedido después de clausurada la etapa probatoria, cuando Cadelago Filippi estaba por anunciar para hoy (por el jueves) la realización de los alegatos”.

Continuó explicando: “Él tuvo muchas oportunidades, que están fijadas en el proceso, para cuestionar la pericia o pedir que la ampliaran o hicieran una nueva, en la instrucción, en el ofrecimiento de pruebas, al plantear las cuestiones preliminares al inicio del juicio; y no lo hizo”, agregó.

Caso Tamara Olguín.

“Además los jueces entendieron que la afirmación del perito no constituye una cuestión nueva, un hecho nuevo que surge ahora, porque en su momento el perito dijo que no se podía producir un disparo en forma accidental. Y en ese momento el defensor no hizo ningún planteo” sostuvo la fuente.

Cómo fue el crimen de Tamara

El 21 de marzo de 2017, Tamara Olguín fue baleada en la casa del padre de Avallay, en calle Comandante Videla al 1600, del barrio kilómetro 4 en la zona oeste de la ciudad de Villa Mercedes. En ese momento su novio que tenía 19 años, quedó detenido y dijo que “estaban jugando”. En el lugar del hecho, la Policía secuestró un revólver calibre .32.

La adolescente estuvo internada en la terapia intensiva del Policlínico Regional “Juan Domingo Perón” hasta las 21:45, del mismo día, cuando finalmente falleció. Una hora antes murió el feto, que estaba en su cuarto mes de gestación.

Tamara Olguín y Kevin Avallay.

En ese momento el comisario mayor Oscar Contrera, jefe de la Unidad Regional II, confirmó cerca de la medianoche que habían comenzado los peritajes. Le realizaron el dermotest a Kevin y a Tamara, durante la autopsia. Además le extrajeron el proyectil que quedó alojado en la cabeza para compararlo con el arma que secuestraron.

Familiares y amigos de la víctima aseguraron que ella era maltratada por Kevin, además en su ultimo posteo de Facebook ella puso: “Perdón por no ser la chica que esperas”.

Tamara había publicado en la red social: “Mi rey sos todo lo que tengo gracias por todo lo que haces por mí y perdón por tan poco, perdón por no ser la chica que esperas pero te amo con mi vida mi rey espero nunca perderte y bueno con ansias esperando a nuestro hermoso hij@ te amo mi vida”.

El posteo de Kevin Avallay.

Actualmente el perfil del acusado no existe, y el de Tamara está lleno de mensajes de cariño, recordatorios de amigos y familiares; sin embargo, apenas se conoció del femicidio en su perfil se conoció cómo él alardeaba con la posesión de un arma: “Yo tengo mi tamborcito lleno para los giles que se portan mal y la Policía…”.





Comentarios