Sidiu anunció la medida de fuerza para el 24 y 25 de abril en el caso de no obtengan la negociación solicitada con el gobierno nacional.


El Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (Sidiu) anunció para el 24 y 25 de abril que si no obtienen la negociación solicitada con el gobierno nacional, harán paro. En una primera instancia afectaría a la Universidad Nacional de San Luis, el Jardín Maternal de la UNSL y la Escuela Juan Pascual Pringles.

El plan de lucha de los docentes se basa en exigir al Ejecutivo nacional mejoras en los salarios y en el presupuesto universitario.

Sidiu asegiró que si en la próxima paritaria el gobierno no ofrece el incremento que piden, irán a un paro por 48 horas el 24 y 25 de abril.

Gastón Navarta, secretario general de Sidiu, confirmó a El Diario de la República que el pedido es por un reajuste salarial del 35 por ciento, más una cláusula “gatillo” para la actualización automática por inflación y el blanqueo del sueldo para todos los docentes de la educación superior.

“La medida de fuerza va a estar supeditada a lo que pase en la negociación del 22 de abril, la vamos a activar en caso de no tener una respuesta positiva en la paritaria. El reclamo mayoritario de las asociaciones de base congregadas en Conadu (Federación Nacional de Docentes Universitarios) es el blanqueo de todos los conceptos del salario que están en negro, como también el aumento salarial y la regularización de los docentes contratados y ad honorem”, manifestó Navarta.y añadió que durante la gestión de Macri se dilataron las negociaciones con el sector como una medida electoral para tener anuncios en la previa de los sufragios.

El plan de lucha delineado por Sidiu junto a otros veintiún gremios de docentes universitarios del resto del país, también incluye la participación, para el miércoles, en la movilización en defensa de la ciencia y la tecnología ante los recortes y el desfinanciamiento que denuncian que están sufriendo el sistema científico público. Además tienen previsto sumarse el 30 de abril al paro y a la movilización organizada por la CGT y la CTA nacionales.

“Hace diez días logramos la actualización con un 44% de aumento salarial correspondiente a 2018, del cual solo el 25 por ciento fue blanqueado. El resto es todo en negro y no se vuelca a la obra social, a los adicionales por título y antigüedad, que terminan afectados por la inflación”, confirmó Navarta.

“La medida se inscribe en una línea de continuidad con el vaciamiento del sector, durante los últimos tres años y, recientemente, con la eliminación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, pasado a condición de Secretaría”, exhortó Sidiu en un comunicado.





Comentarios