El lunes por la mañana el dueño de la embotelladora de agua "Íconos Puntanos" se encontró con la horrible sorpresa de que delincuentes ingresaron a su campo ubicado a la vera de la Autopista 25 de Mayo, cercano a la Villa de la Quebrada, y mataron a balazos a siete vacas, algunas preñadas, y las faenaron para llevarse algunos cortes. Además, rompieron una ventana del edificio en el que funciona el emprendimiento para robar un equipo de mate, una pava eléctrica y un motor trifásico.

El dueño de la firma “Íconos Puntanos” se topó sus animales muertos.

El hecho sucedió entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, la Policía de San Luis analiza el informe de peritos en busca de pistas sobre los autores.

El comisario inspector Fabio Ledesma, jefe de la Comisaría 44ª de Villa de la Quebrada, explicó a El Diario de la República que la víctima del robo fue Gastón Rinaudo, un vecino de la ciudad de La Punta que posee una propiedad a la altura del kilómetro 34 de la autopista, en el que funciona su empresa, "Íconos Puntanos".

De acuerdo a la denuncia que fue radicada el lunes por la tarde, el domingo trabajó en su campo hasta cerca de las 19 y cuando regresó al día siguiente, cerca de las 9:30, se topó con la triste escena de ver muertos, y en algunos casos descuartizados, a siete de los 12 animales que tenía en su predio.

Ledesma no quiso confirmarlo hasta no contar con el informe de la médica veterinaria policial, pero según un trascendido, las vacas habrían sido ultimadas por disparos en el cuello y la cabeza.

El dueño de la firma “Íconos Puntanos” se topó sus animales muertos.

"Además de faenar a los animales, los ladrones removieron la tela mosquitera y rompieron una ventana del edificio en el que funciona la embotelladora, de donde se llevaron un equipo de mate de plástico, una pava eléctrica y un motor trifásico de un caballo de fuerza", refirió el jefe policial.

Efectivos de la División Criminalística levantaron huellas y rastros que serán analizados por el personal de Ledesma en busca de los autores. "Estamos recabando algunos testimonios, entre ellos el de un hombre de apellido Escobar, que es el vecino más próximo al campo de Rinaudo. Lamentablemente esa persona aduce no haber oído disparos en la madrugada", confió la fuente. La causa está caratulada como "abigeato y robo".