Lo liberaron porque devolvió 380 mil pesos. Le quedan dos cuotas.


Un día común y corriente Marcos Gastón Castellini fue al cajero, en la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes, y vio cargados en su cuenta poco más de 600 mil pesos, y sin dudarlo los gastó. Pero la plata, que era de una indemnización, le correspondía a otra persona y por error se la habían transferido a él. Lo detuvieron y ahora lo liberaron porque devolvió más de la mitad del dinero, pro deberá seguir pagando.

Gerardo González, juez laboral, en una entrevista con una radio mercedina explicó que “Castellini abonó un total de 380 mil pesos. Unos 250 mil a los 30 días de ser encarcelado y fue allí cuando quedó en libertad. Un mes después se acercó a la Justicia para entregar otros 130 mil . Solamente le quedan dos cuotas más, del plan de pago que propuso con sus abogados, para quedar libre de todo cargo, ¿o no?”

Santichia, el abogado defensor del verdadero dueño del dinero, le reclamó al juez Leandro Estrada, quien esta frente al caso que Castellini no solo debía abonarle el monto total, sino un extra de intereses por la devaluación que sufrió la plata, entregada en junio del 2018. Sin embargo, las dos partes aún no se ponen de acuerdo en el monto estipulado por lo que eso continúa en suspenso y mantiene en vilo al hombre que debe devolver todo lo que se gastó y no le correspondía.

El 19 de junio, del año pasado, a Castellini le depositaron $610.132 en una de sus cuentas. La transferencia se la habían hecho desde otro banco, ordenada por el Juzgado Laboral 2. En realidad ese dinero estaba destinado a otro hombre, Santichia, que al igual que el acusado había tramitado una denuncia por daños y perjuicios en ese juzgado.

La tentación fue más fuerte y Castellini realizó todas las extracciones que pudo y sacó toda la plata sin darse cuenta que luego sería detenido y encarcelado por estafa, informó El Diario de la República.






Comentarios