Brayan Navarro en su declaración indagatoria ante el juez Penal 2 de San Luis, Ariel Parrillis, aseguró que fue su tío paterno quien causó el accidente en el que murió su novia, Itatí Anabella Giuseppe, quien viajaba como acompañante en la moto robada unas horas antes en el barrio Nacional Evita.

Navarro está imputado por los delitos de "Homicidio culposo en accidente de tránsito agravado por la fuga y abandono de persona en virtud de robo calificado de una moto".

Brayan Navarro cuando llegó a declarar.

​Rodolfo Mercau, abogado defensor de Navarro, informó a El Diario de la República que el joven iba a dar el dato de quiénes le vendieron la moto robada y quién fue el tercero que causó el accidente donde murió su novia. Pero el letrado no reveló las identidades.

Sin embargo una fuente relacionada con la causa conoció que Navarro reveló que quien le pateó la Benelli TNT 150 roja, haciéndolo caer junto a su novia, fue el hermano de su padre. Detalló que mantiene una disputa con él y otros tíos porque su abuelo paterno mató a su papá. Dijo que en varias oportunidades discutió con ellos y les pidió que no fingieran sentirse mal por esa muerte, ya que "compartían la mesa con el asesino".

Navarro relató cómo fue el accidente de ese día martes; primero pasó a buscar a Itatí por su casa. Y que cuando puso en marcha la moto apareció su tío en otra, disparándole y gritándole "te voy a matar, mal parido". Por lo que el joven, de 21 años, recorrió varias cuadras huyendo de su agresor junto a su novia.

Recordó que cuando llegaron a la calle Intendente Aguirre Celi 2350, en la zona oeste de la ciudad, su tío guardó el arma en la cintura y les pateó la moto haciéndolos caer. Como consecuencia del accidente la joven, que tenía 18 años y un hijo de un año y medio, impactó contra la verja de una vivienda y murió de manera instantánea, según informaron autoridades policiales.

Tragedia. El lugar del accidente, en el límite de los barrios Libertad y Kennedy. Foto: Policía de San Luis.

Navarro dijo que se le nubló la vista, y que como su tío seguía disparándole se escondió en el patio de una vivienda, salió, se tomó un taxi y se fue a su casa. "Se enteró después (que Itatí había fallecido) y fue al velorio a estar presente y a besar a su novia", dijo el abogado. Y contó que el joven, antes de entrar a la audiencia de indagatoria, estuvo llorando.

El robo de la moto ocurrió el lunes alrededor de las 22, y el accidente fatal, la madrugada del martes, cerca de las 2:30; por lo que Navarro también explicó que le compró la moto a dos hombres por dos mil pesos, sabiendo que era mal habida. De los vendedores también aportó las identidades.

“La compró a un precio vil, por el que se sabe evidentemente que era mal habida. Ése sería un delito de encubrimiento. Él no tiene antecedentes”, indicó su abogado.

Benelli. La moto robada en la que iba la víctima como acompañante. Foto: Marianela Sánchez.

"Mi hijo había ido a estudiar a la casa de una compañera porque tenían que rendir un final. Él la dejó estacionada en el frente de la vivienda, y como a las diez de la noche me llamó desesperado para contarme que se la habían robado", relató Marisol Gaspar Bustamante, madre del dueño de la Benelli.

Mirá también: Habló el joven que chocó en una moto robada y abandonó el cadáver de su novia

Navarro fue detenido el miércoles, tras un allanamiento que la Policía realizó en su casa de Chacho Peñaloza 1400, en el barrio Tibiletti. Allí además de una mochila con ropa y el documento de Itatí, secuestraron diez gramos de cocaína, que la Policía supone era para consumo personal.