A través de un comunicado de Facebook informaron que liberaban el IV Bloque pero que eso no significaba "el fin de la lucha". 


Los estudiantes “autoconovocados” que estaban tomando en una primera instancia el Rectorado de la Universidad Nacional de San Luis, y luego, por supuestos aprietes y amenazas, decidieron dejar ese espacio y tomar el IV Bloque de la casa de estudio. Sin embargo el miércoles alrededor de las 21 comunicaron a través de Facebook que levantaban la toma, pero que eso no significaba el “fin de la lucha”. 

IV Bloque de la Universidad Nacional de San Luis.

Bajo la identidad de Asamblea Permanente de la toma de la UNSL-Estudiantes Autoconvocadxs explicaron en una publicacion que: “Tras la negociación salarial traicionada por las burocracias sindicales, CONADU y FATUN principalmente cómo federaciones de gran tamaño, levantar la toma del edificio del 4to bloque de la universidad. Ésta decisión se toma en relación a que los objetivos que en un primer momento nos llevaron a aplicar ésta medida de lucha han tenido resolución. Consideramos que la lucha que han llevado adelante lxs estudiantes y docentes en las universidades nacionales permitieron romper con el cerco mediático y poner el conflicto educativo en la agenda cotidiana. Si bien esta resolución salarial no tiene una respuesta positiva debido al cause que ha tenido la crisis económica superando ampliamente la expectativa inflacionaria que originaba los reclamos, creemos que una parte importante de la juventud activó la lucha contra el ajuste y se movilizó, después de mucho tiempo de estar adormecida. La experiencia nacional de las tomas hicieron que quede claro a los ojos de todxs que lxs representantes del ajuste en la universidad son las autoridades, la burocracia sindical y la burocracia estudiantil, las cuales a lo largo de todo el país desde un principio intentaron quebrantar la lucha”. 

Continuaron diciendo que “saludamos a todo el movimiento estudiantil que tomo en sus manos la tarea de llevar adelante medidas de fuerza como las tomas de edificios públicos. Tenemos la obligación de seguir reorganizando a sectores más amplios del estudiantado y lxs trabajadorxs, es hora de llevar a las aulas y a la calle las discusiones que hemos tenido en estos días para convencer a más compañerxs a que se sumen y enfrentar así a quienes bancan en ajuste del FMI en la universidad, a lxs que defienden los intereses patronales y lxs que no quieren que los trabajadores y las trabajadoras pisen la universidad”, concluyeron. 




Comentarios