El viernes a la tarde salió rumbo al centro puntano y no regresó. Afirmó que volvería el lunes, sin embargo hasta que no regrese, la Policía de San Luis mantiene activa la comunicación.


Marcela Rodriguez, el viernes 7 de septiembre a la tarde, partió rumbo al centro puntano y no regresó, por lo que era intensamente buscada por la Policía de San Luis, luego de que su familia denunciara su paradero. La mujer de 44 años desapareció el mismo día del cumpleaños de 15 de su hija y recién el domingo lograron contactarse con ella, quien afirmó que se había ido por el estrés de no poder terminar de pagar la fiesta de cumpleaños y afirmó que no regresaría a San Luis hasta este el lunes.

Marcela Rodríguez

La jefa de la Comisaría 37ª de La Punta, subcomisario Alejandra Calderón explicó que: “Nosotros no sabemos si viajó porque fue obligada, si verdaderamente está en otra provincia o cómo está”. Es por eso que también aseguró que van a mantener el pedido de paradero activo hasta que la mujer regrese a su casa o que ellos puedan constatar en qué condiciones está.

Rodríguez  vive en la manzana 15 del barrio Los Lapachos, de la ciudad de La Punta, y el viernes cerca de las seis de la tarde se tomó un colectivo rumbo al centro de San Luis para supuestamente ultimar detalles del cumpleaños de 15 de su hija, que iba a festejarse esa noche.

Marcela Rodríguez junto a su hija.

Su hija, al no saber de su madre, muy angustiada le pidió a una amiga de la familia radicar una denuncia de paradero, que se concretó esa noche en la seccional de Calderón, que emitió un comunicado para pedir colaboración a la población.

La familia de Rodríguez estaba muy preocupada porque Marcela dejó de contestarles mensajes y llamadas, imaginaron lo peor. Pero el domingo a las 8, Calderón mantuvo una breve comunicación con ella, quien explicó que había viajado a otra provincia y expresó que hasta el lunes no pensaba volver.

Marcela Rodríguez, la mujer desaparecida.

Pero al margen de lo que le dijo, la jefa policial quiere cerciorarse de que Marcela esté bien e intentaba comunicarse nuevamente con ella, a través de una video llamada, para tener más detalles de lo que le sucedió. Sino deberá esperar hasta que se presente en la comisaría para certificar que se encuentra en perfecto estado de salud y que no fue forzada a huir, informó El Diario de la República.






Comentarios