El abogado aseguró que en la casa no faltaban "televisores, joyas o relojes". Si dijo que "fue torturada"


El abogado Hugo Scarso,  el brutal asesinato de Mónica Ramos (61), no fue por un robo común y corriente.

Según el reconocido letrado “si hubo o no una cuestión de dinero, lo veremos a través de los movimientos de esta señora”, pero está convencido que “no fue un robo de elementos porque de la vivienda no han sacado cosas como televisores, joyas o relojes”, dijo al portal de noticias El Chorrillero.

Ramos fue sorprendida en su casa en Belgrano al 100 de San Luis y la mataron a puñaladas. El criminal, luego de matarla, incendió la casa para cubrir sus rastros y huyó en el auto de la víctima.

Apuntado como el autor material del crimen, detuvieron a Héctor Federico Núñez (32). Está imputado de “homicidio criminis causa”, lo que significa que mató para ocultar otro delito.

Scarso reveló que la docente no recibió 20 puñaladas como había trascendido, sino que la mayoría eran cortes en diversas partes del cuerpo.

“Fue torturada a los fines que dijera dónde guardaba algo o lo que fueron a buscar”, sostuvo y acto seguido aseguró que esto lo lleva a “la predeterminación de la participación de alguien más”.

Hay rastros de la intervención de una sola persona por el momento. Si hay un segundo involucrado, que puede ser un vigilador o ideólogo, hoy no lo tenemos, pero no significa que no exista”, detalló.

El abogado precisó que aprendieron a Núñez porque quedó registrado en dos cámaras aledañas a la casa de la docente, y aseguró que es “el responsable directo al hecho”.




Comentarios