Mauricio Hernández engañó a un sanjuanino con la venta de un automóvil.


Atraparon en San Luis a un mendocino que tenía pedido de captura por estafa. La última víctima de Mauricio Hernández (44) fue un sanjuanino.

El juzgado de Instrucción en lo Penal de San Juan había solicitado la detención de Hernández después de engañar a Darío Toledo con la venta de un Mercedes Benz C200.

Hernández, que estaba afincado en esa provincia, le vendió el auto a la víctima y al día siguiente Hernández se presentó en el trabajo de Toledo con la excusa de ir a ver la verificación de transferencia al registro.

Como en ese momento la víctima estaba trabajando, el mendocino se ofreció gentilmente a realizar los trámites por él. Fue así que Toledo le entregó las llaves del Mercedes Benz y nunca más lo volvió a ver.

Horas después, entre la desesperación y la bronca, Toledo aceptó que lo habían engañado y radicó la denuncia.

Personal de la División Defraudaciones y Estafas solicitó el pedido de captura para Hernández con el secuestro del auto y ayer el timador fue detenido en San Luis cuando circulaba lo más campante pero en un Volkswagen Vento.




Comentarios