Los vejámenes ocurrieron durante años en San Luis, cuando las chicas eran menores.


La Cámara Penal Nº 1de la provincia de San Luis, condenó este lunes con la pena de 20 años de prisión a un hombre por “abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por el vínculo y la relación de convivencia preexistente” en perjuicio de sus hijas, que en la actualidad tienen 21 y 27 años.

Los hechos fueron cometidos cuando las víctimas eran menores de edad y convivían con su padre.

Los ataques se prolongaron en el tiempo causando “gravísimos perjuicios psicológicos” que aún persisten en ellas y que fue considerado como uno de los agravantes por la Fiscalía para solicitar el monto de la pena.

El condenado fue denunciado penalmente en 2007 por la madre de las jóvenes y fue trasladado, cerca de la medianoche de ayer, nuevamente a la Penitenciaria provincial, donde permanecía detenido desde 2016.

Las jóvenes presentes en la lectura de la condena recordaron ante la prensa local que el hombre estuvo casi 10 años en libertad y que no buscaban con el juicio un número de años de pena sino que se “escuchara la palabra culpable”.

El tribunal, integrado por Jorge Sabaini Zapata, Silvia Inés Aizpeolea y José Luis Flores, escuchó durante la tarde los alegatos de las partes y pasadas las 22.30 hizo pública su decisión a través de la lectura del fallo.

Como fiscal de cámara actuó Carolina Monte Riso y bajo la figura de particulares damnificadas, las abogadas Karina Mantelli e Yna Suárez, mientras que el acusado fue representado por el defensor oficial de cámara, Esteban Sala.




Comentarios