La joven de 17 años fue herida por un delincuente mientras esperaba el colectivo en el Barrio 1° de Mayo. El puntazo le provocó una gran hemorragia y tuvieron que operarla.


El viernes último pasadas las 23, una chica de 17 años esperaba el colectivo en la manzana K del barrio 1º de Mayo, de la capital puntana, hasta que fue sorprendida por un delincuente que, con intención de robarle, la apuñaló y escapó sin llevarse nada.

La chica herida y desangrándose caminó una cuadra para pedir auxilio, se refugió en un kiosco del barrio y se desmayó. Luego llegó una ambulancia que la trasladó al Hospital San Luis donde fue internada en terapia intensiva e incluso tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

Tras el ataque, la chica cruzó la avenida. Foto: El Chorrillero

El martes la joven ya estaba en una habitación de cirugía de mujeres, pero en aislamiento. La Policía hasta el momento no ha identificado al agresor y tampoco está claro cómo sucedieron los hechos esa noche, informó El Chorrillero.

El mencionado medio visitó el 1º de Mayo, reconstruyó el hecho delictivo y dialogó con los vecinos que aseguran que la inseguridad es moneda corriente allí. “Así como le ocurrió a ella, le puede ocurrir a un niño a cualquier otra persona, en este caso no les importa quienes sean”, relató una vecina indignada y cansada de la inseguridad. 

Tras el ataque, la chica cruzó la avenida. Foto: El Chorrillero

La joven, que casi termina muerta, esperaba el colectivo en ​la garita de color verde, pintada con flores en la parte exterior, ubicada sobre la avenida “V” Centenario, a la altura de la manzana “K” y rodeada por un descampado.

​En ese momento, un delincuente que la vio sola y en una zona poco iluminada se acercó a ella con el fin de robarle pero terminó apuñalándola en el lumbar izquierdo, cerca del glúteo y escapó.

Los rastros de sangre aún están en la vereda y en el asfalto. Claramente se puede ver cómo la joven en busca de ayuda caminó zigzagueante y desangrándose en busca de auxilio. 

Esperaba el colectivo en la garita. Foto: El Chorrillero

El mencionado medio informó que la chica cruzó la avenida a pedir auxilio en una vivienda, pero no había nadie. Ella siguió caminando hasta la puerta de un negocio, ubicado en la esquina de la manzana K, hasta que perdió el conocimiento. 

El dueño del negocio “El Pelado” fue quien le salvó la vida porque inmediatamente llamó a la ambulancia y a la Policía. El comerciante dijo que antes de que la chica perdiera el conocimiento, balbuceó intentando decir algo, pero no logró entenderle nada y se desmayó.

El negocio “El Pelado”. Foto: El Chorrillero

Luego la madre de la víctima fue alertada gracias a un amigo de la familia, que la reconoció mientras la chica era atendida por los médicos. Desesperada fue de inmediato y se encontró con su hija inconsciente y llena de sangre. Más tarde radicó la denuncia en la Comisaría 4ª.

Hasta el momento no se sabe si el delincuente la hirió con un cuchillo o un destornillador. El mencionado medio local fue hasta el Hospital San Luis, pero los familiares de la víctima no quisieron hablar del caso y tampoco fue posible el contacto con las autoridades sanitarias para conocer detalladamente el estado de salud de la joven, el grado de la lesión y la recuperación que atraviesa.




Comentarios