Renzo Daniel Garay conoció a la menor a través de Facebook. Con su pareja trataron de persuadirla para que abortara.


Renzo Daniel Garay de 35 años conoció por Facebook a una adolescente de 15, ambos de la localidad de Nueva Galia en San Luis, se encontraron en varias oportunidades y en uno de esos encuentros quedó embarazada.

Cuando el hombre se enteró de que la chica esperaba un hijo de él fue hasta lo de la madre de ella chica, pero acompañado por su pareja, y trataron de convencerla para que abortara. El juez Leandro Estrada lo envió el jueves a la Penitenciaría de San Luis.

Garay está procesado por el delito de “estupro agravado por resultar un grave daño en la salud mental de la víctima”, detalló en una conferencia de prensa en el Poder Judicial, según informó El Diario de la República.

El juez explicó que ese delito se configura cuando un adulto se aprovecha de una menor de entre 13 y 16 años.

Si bien el acto no fue obligado ni forzado, el consentimiento está viciado por la persona mayor. “A esa edad no tiene la maduración para comprender el acto sexual con una persona de 35 años”, que es la edad de Garay, aclaró el magistrado.

El juez agregó que el agravante del delito en este caso es que la menor al enterarse de que estaba embarazada “tuvo problemas de comportamiento” y supuestamente intentó quitarse la vida. Es por esa razón que comenzaría a ser tratada psicológicamente.

En el informe de la Cámara Gesell la adolescente narró lo que vivió con el hombre, el cual los psicólogos y psiquiatras calificaron como creíble.

Por su parte, la madre de la víctima no sabía nada hasta que su hija cursó el tercer mes de embarazo porque alguien en la escuela se le contó.

Apenas se enteró le preguntó a su hija si era verdad que estaba embarazada de un hombre que había conocido por internet.

En un principio ella lo negó pero luego lo reconoció. Hace unas semanas dio a luz.

Durante la indagatoria Garay se abstuvo y tendría más complicado el panorama porque parece que quiso hacer lo mismo con una amiga de la víctima.




Comentarios