El proyecto fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante de la capital puntana.


Este jueves el Concejo Deliberante de la capital punta aprobó por unanimidad que los candidatos a intendente y concejales deberán debatir de manera obligatoria para las elecciones municipales del 10 de noviembre.

El proyecto fue impulsado por el el Bloque Avanzar y Cambiemos por San Luis, y los candidatos deberán exponer al electorado sus propuestas y defenderlas.

El concejal Javier Suárez Ortiz (AyCSL) dijo que “va a mejorar la participación democrática en San Luis” y añadió: “Pone a la ciudad, una vez más, a la vanguardia en materia de calidad institucional y transparencia electoral”, informó El Chorrillero.

Dicho medio dijo que en un principio, la oposición (Bloque Unidad Justicialista) no estaba de acuerdo con que fuera obligatorio, pero finalmente votaron a favor.

“Es un avance con el consenso de todos. Contamos con el apoyo de los partidos políticos que a asistieron a las reuniones”, manifestó Suárez Ortiz y exhortó: “La importancia que tiene no vetarla (…) no ocurra lo mismo que con la Boleta Única Papel”.

Entre el articulado se destaca que el Tribunal Electoral Municipal será el encargado de la implementación y la autoridad de aplicación de la ordenanza.

Lo que motivó este cambio es que los comicios presidenciales se realizarán el 27 de octubre.

Con la nueva normativa se deberá convocar con una “antelación razonable” a los candidatos o representantes de las organizaciones políticas a una audiencia destinada a establecer lugar, fecha y horario.

Los candidatos titulares tanto para intendente como para concejal no podrán ser reemplazados por otro titular, suplente o cualquier otra persona.

En el casos de que los aspirantes decidan negarse o simplemente ausentarse, el espacio físico que se le fue asignado quedará vacío a los fines de denotar su ausencia.

Además, se deberá garantizar la difusión masiva de los debates a través de medios televisivos, radiales y redes sociales oficiales.





Comentarios