El proyecto modifica el Estatuto del Personal Docente y brinda un permiso de 15 días con goce de haberes. Ahora pasará a Diputados.


El martes en la Cámara Alta de San Luis los Senadores puntanos le dieron media sanción al proyecto de ley que busca otorgar licencias especiales a docentes que sufran hechos de violencia de género.

La normativa tuvo el apoyo de todos los bloques y fue aprobada por unanimidad. La despachó la Comisión de Educación, Ciencia y Técnica. Ahora pasará a Diputados.

Principalmente se propone incorporar en el Artículo 71º de la Ley Nº XV-0387-2004 (Estatuto del Personal Docente) un apartado que habilite a tener permisos a las docentes que “atraviese una situación de violencia de género” y que “afecte su integridad personal”.

Senadores puntanos.

El proyecto establece que puedan solicitar una licencia de 15 días, prorrogables, con goce de haberes. Para poder solicitarlo deberá presentarse la constancia de la denuncia o una “certificación expedida por los organismos estatales competentes”.

Guedi Ortiz (Unidad Justicialista) expuso los fundamentos y alcances del proyecto que fue presentado por el Ejecutivo provincial. Señaló que “tiene como objeto otorgar herramientas que proteja y defienda la integridad”, según informó El Chorrillero.

Luego sumó la legisladora del Departamento Chacabuco: “Esta injusta y lamentable situación social que soporta la mujer, alcanza también a las docentes de San Luis que hoy no tienen una licencia que las ampare”.





Comentarios