Supuestamente iba trabajar armado y fumaba marihuana. La Policía de San Luis lo requisó pero no lo detuvo.


El viernes trabajadores del Plan de Inclusión de San Luis denunciaron que un compañero se dedica a robar en el horario de trabajo. El acusado tiene 23 años y dijeron que iba hasta la parcela 33 y luego se retiraba a delinquir.

Sus propios compañeros, pidieron mantener su anonimato, pero revelaron a Radio Nacional San Luis que “normalmente se retiraba en la mañana y realizaba hechos delictivos en otros sectores”.

Aseguraron además que tienen miedo porque el joven “iba armado a la parcela y fumaba marihuana”.

La Policía de San Luis lo detuvo el miércoles pero quedó en libertad porque no encontraron el arma u otras pruebas incriminatorias.

Sus compañeros confiaron que justo en el momento de la detención, escondió el arma en la mochila de una compañera. Según informó El Chorrillero los robos cometidos eran cubiertos por la coordinadora de esta parcela.






Comentarios