A pesar de hacer un digno partido contra Racing de Avellaneda, el Verdinegro se despidió de la Copa Argentina al caer por penales luego de empatar la serie 2 a 2. Sin embargo, San Martín dejó una buena impresión ya que pudo igualar el encuentro luego de ir 2 a 0 abajo en el marcador. En la tanda de penales, el arquero de la Academia, Gabriel Arias, se vistió de héroe y atajó dos tiros desde los doce pasos que le permitieron acceder a su equipo a los 8vos de final.

El partido comenzó igualado y los sanjuaninos no se quedaron atrás. A los 5 minutos, el lateral derecho de San Martín, Alejandro Molina, tuvo que ser reemplazado por una lesión. En su lugar entró Gonzalo Prósperi. Fue a los 34 minutos de la primera parte cuando luego de un tiro de esquina muy bien ejecutado, el defensor Mauricio Martínez la empujó a la red para marcar el primer tanto del encuentro. El primer tiempo fue igualado, aunque la jerarquía de Racing le permitió irse al descuento con la mínima ventaja.

Ya en la segunda parte, la Academia estiraría la ventaja por medio de su delantero Enzo Copetti, quien tras una buena jugada colectiva pudo aumentar el marcador. El partido parecía ya sentenciado, pero el DT de los sanjuaninos mandó a la cancha a Cristian Sánchez por Gonzalo Berterame y a Ezequiel Denis por Pablo Ruiz.

Racing se fue quedando y San Martín lo fue metiendo, a fuerza de voluntad, contra su propio área. Tal es así que luego de algunas oportunidades para descontar, finalmente el sanjuanino Matías Giménez pudo conectar un cabezazo a los 80 minutos y darle así un aire de posibilidades a su equipo. Tres minutos más tarde y tras una pifia de un defensor, el delantero surgido en Vélez, Ezequiel Rescaldani, que había entrado 9 minutos antes, selló el empate y le dio así la posibilidad a San Martín de llegar a la tanda de penales.

Pero la fortuna no estuvo del lado del Verdinegro en los remates desde los doce pasos. Para Racing marcaron Reniero, Martínez, Chancalay y Gutiérrez, mientras que su arquero Arias le detuvo los dos primeros penales a Denis y a Rivero. Fue Prósperi el único que pudo vencer la resistencia del arquero, pero ya no servía de mucho.

De esta manera, San Martín se vuelve a su provincia con la frente en alto luego de dos empates en tierras porteñas. Ahora, deberá prepararse para lo que será un duro encuentro frente a San Telmo en su propia cancha el próximo domingo.