Durante un patrullaje en la zona de caminos fronterizos no habilitados, gendarmes del Escuadrón 25 “Jáchal” atraparon a un hombre de nacionalidad chilena mientras extraía oro y, aparentemente, contrabandeaba en San Juan. Además, le secuestraron una camioneta 4x4 y una máquina cargadora. El acusado fue arrestado a la altura de un túnel minero abandonado.

Según publicó Diario Huarpe, el detenido manejaba la máquina, mientras que los ocupantes de la camioneta se fugaron al ver la presencia de la Gendarmería. Ante la llegada de los uniformados de color verde, los ocupantes del segundo vehículo huyeron en dirección al país vecino Chile, aunque no supieron precisar la cantidad de personas.

La detención del maquinista ocurrió en la zona del Cerro Zancarrón, en el límite internacional fronterizo Argentina-Chile, en el departamento Iglesia. Según contaron, es la segunda vez que atrapan a personas en ese lugar cometiendo el mismo delito. La vez anterior había sido en febrero de 2020, aunque en aquél momento fueron dos los detenidos. Luego de la detención, los uniformados vieron que más allá del límite había dos camionetas 4x4 con ocupantes que no ingresaron al territorio nacional.

Como resultado del procedimiento, se incautaron varias cosas. Además de la camioneta 4x4 y de la máquina cargadora de pala frontal, se incautaron un grupo electrógeno, una garrafa de cinco kilos con soplete, una masa tipo martillo, un martillo percutor con tres mechas percutoras, una pala, dos palos tirantes de eucaliptus, dos teléfonos celulares, indumentarias varias y presunto material explosivo granulado son marca ni características técnicas.

Por este hecho, en el Juzgado Federal de San Juan Nº2, Secretaria Penal Nº4, se inició una causa por contrabando de exportación. Además, se ordenó la detención del ciudadano chileno y también el secuestro de la totalidad de los elementos hallados. La acusación es de violar la Ley 22.415, el Código Aduanero.