Como todas las noches, personal policial coordinado por flagrancia realiza rondas en bares y boliches para controlar la aplicación del protocolo Covid. Al mismo tiempo, se encargan de asistir a todos los lugares en donde la gente denuncia en forma anónima la realización de fiestas clandestinas. El 12 de febrero se determinó la clausura de un bar que estaba inaugurando, de un conocido boliche y se procedió a la detención de 34 personas en una fiesta no permitida.

El conocido boliche “El Muelle”, ubicado en Angaco, fue clausurado. Si bien aún no están permitidas las pistas de baile, los boliches pueden funcionar como bares o restaurantes. También están autorizados los espectáculos musicales. Pero en este caso, no se respetó la normativa prevista por los protocolos y se procedió al cierre. El Juzgado de Faltas de turnos procederá a aplicar las multas correspondientes. En la misma ronda nocturna se procedió al cierre de un bar que estaba inaugurando en Santa Lucía. Allí los uniformados detuvieron a Luciano Vidal Rivera.

También en Angaco, en calle Velázquez entre Olivera y Pinchagual, se desbarató una fiesta clandestina. Quedaron detenidas 34 personas, todos por violar las disposiciones para evitar la propagación del Covid-19 en la provincia. Los detenidos ahora deberán enfrentar a la justicia de flagrancia, donde en general se les aplican sanciones económicas y se los sentencia a la realización de alguna tarea comunitaria.

En los últimos cuatro meses, se clausuraron 65 bares, boliches y restaurantes de San Juan, y más de la mitad en enero. El subsecretario de Seguridad, Abel Hernández, se refirió a las rondas de cierres por incumplimientos y dijo: “Hay empresarios que participaron de manera directa de la reunión con el Comité Covid y aceptaron todas las condiciones para abrir. Todo se fue al carajo, no hay respeto para nada”.

El principal incumplimiento pasa por tener más gente de la permitida por los protocolos vigentes, en segundo lugar por cerrar más tarde de lo autorizado y en tercer lugar, por no proveer alcohol en gel, jabón y agua como corresponde en los baños y lugares comunes de los locales.