En el año hubo 1.855 propietarios estrenando vivienda. Los sorteos, la metodología más usada. 


En el año, el Instituto Provincial de la Vivienda entregó 1.855 casas en San Juan, unas cinco por día. La mayor parte de las viviendas se sortearon y el año 2018 cerró con un megasorteo realizado en el estadio Aldo Cantoni. La intención es continuar con esta metología durante el 2019 e incrementar el número de cassa en construcción. 

El prototipo de vivienda que entrega el IPV es una casa de material sismorresistente, con dos habitaciones, living-comedor, un baño, lavadero y fondo. Todas tienen espacio para que se puedan remodelar e incrementar el número de piezas. La innovación del 2018 fue la entrega de departamentos, ubicados en su mayoría en Capital donde le objetivo es densificar la población. Los departamentos tienen las mismas características de las casas. 

En los departamentos alejados las casas tienen un fondo más grande. Se diseñaron así porque la gente que vive en zonas rurales está acostumbrada a tener una mayor interacción con el afuera. Es por esta razón que las viviendas también tienen galerías en los laterales. 

Hacía dos años que no se armaba un mega sorteo de casas como el que se realizó en el Cantoni. En total se sortearon 1.500 casas. La metología fue diferente porque la gente por primera vez pudo elegir los barrios en los cuales participar. De esta manera, quienes viven en Rawson podían optar por casas que ubicadas en zonas cercanas. Además, se tuvo especial contemplación con los inscriptos más antiguos, quienes tuvieron un cupo especial, como así también los discapacitados, policías y familiares de veteranos de Malvinas. 

Para el 2019 se harán sorteos en el interior de San Juan. Se montarán oficinas del IPV en los municipios para que la gente se anote y participe. Todos deberán llevar sus papeles y decir qué zonas son sus preferidas.






Comentarios