Lo dijo el ministro de Desarrollo Humano, Armando Sánchez. Hay polémica con organizaciones sociales.


El ministro de Desarrollo Humano, Armando Sánchez, afirmó que estuvo reunido con los líderes de 16 de 20 organizaciones sociales sanjuaninas y que les comunicó que cortar calles será un delito juzgado por flagrancia. La información oficial generó polémica y hubo varias agrupaciones que se expresaron en contra de la medida. Sánchez dijo que hay diálogo y que debe primar el consenso y el respeto por todos.

El Ministro dio detalles del encuentro mantenido con organizaciones sociales en el Centro Cívico y señaló: “La reunión tuvo la finalidad trabajar y colaborar entre todos. Primero, tenemos que charlar cómo resolvemos el problema; y si ellos ven que uno lo recibe, no los escucha y no tienen otro remedio el corte bueno, es comprensible. Aunque, la gente no tiene que soportar ese malestar. Si hay un corte de calle sin antes hablar no se tomarán las medidas que se tengan que tomar”.

El funcionario dijo que ha vivido situaciones en las cuales la gente corta la calle para reclamar por algo cuando ni siquiera la tramitó. “Una vez cortaron porque pidieron una silla de rueda. Mi pregunta fue ¿Porque no pidieron antes? Siempre lo ayudamos y colaboramos con estas peticiones se les ayuda. No siempre hay que pedir, pedir y pedir. A veces es necesaria la caña de pescar y no solicitar que regalen el pescado”, reveló.

Organizaciones se manifestaron en las redes en contra de la medida dispuesta por el Ejecutivo Provincial y emitieron comunicados repudiando la “criminalización de la protesta”. El grupo “Juristas por los Derechos Humanos e Igualdad de Género” se expresaron y manifestaron: “Vemos con suma preocupación la aplicación del proceso de flagrancia ante el ejercicio Constitucional de un derecho humano como lo es “el derecho a la protesta” y cómo lo son los innumerables derechos sociales que constituyen el reclamo de fondo en las protestas”.






Comentarios