La obra es muy compleja, con altos niveles de interferencias entre servicios existentes y nuevas canalizaciones.


Es una de las obras más importantes financiadas por la Provincia. Se trata de la ampliación y el mejoramiento de la avenida Ignacio de la Roza, una calle que atraviesa dos de los departamentos más populosos de San Juan y que está siendo reacondicionado. Las obras avanzan a un ritmo rápido e implicará un cambio de imagen total de la zona. 

Dentro de la modernización de servicios, está la construcción de la red de agua, sus colectoras y la red cloacal principal y secundaria cuya ejecución está terminada en el tramo comprendido entre las calles Nuche y Soler; restando dos tramos más. Localizar las tuberías fue muy complejo porque no están georreferenciadas, resultó indispensable localizarlas con trabajos de cateos ejecutados manualmente “a pico y pala”. Estas tareas se llevaron a cabo minimizando roturas e impactos en tuberías y servicios.

El soterramiento de estos servicios de cloacas y agua son de gran relevancia.

OSSE ha llevado adelante controles hidráulicos, nivelaciones, controles de suelos, estanqueidad y hermeticidad en tuberías; además de asegurar la desinfección de las mismas, previo a la puesta en servicio de tramos concluidos. La red de agua se basa en una ingeniería detallada que incluye cámaras, bocas de registro, válvulas hacia ramales secundarios e hidrantes.




Comentarios