Terribles momentos pasó la familia Maradona en su casa de 25 de Mayo. Es que su hijo, un bebé de apenas 20 días, se ahogó mientras era amamantado por su madre. Rápidamente pidieron ayuda, dos policías acudieron al llamado y pudieron salvar al pequeño, que se encuentra en buen estado de salud. El sargento Javier Caballero y el agente Facundo Carrizo se transformaron en héroes tras haberle hecho los primeros auxilios al niño.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del 12 de noviembre, en jurisdicción de la comisaría 34°. Justamente a la sede policial llegó desesperado Gustavo Maradona, de 19 años, quien llevaba a su hijo Emir Bautista, de 20 días de vida, prácticamente sin aire. El niño se había bronco aspirado mientras era amamantado. En la dependencia se le realizaron los primeros auxilios.

Tras unos segundos de tensión, el sargento Caballero y el agente Carrizo lograron reanimar al bebé. Rápidamente, decidieron trasladarlo a Urgencias Pediátricas del hospital Marcial Quiroga, donde fue asistido por el doctor Vicente Mestre, quien certificó que el niño se había bronco aspirado con leche. Para mayor seguridad, fue derivado a Neonatología del hospital Rawson.

El sargento Javier Caballero hace unos meses intervino en un hecho similar. Por esta intervención fue distinguido por el gobernador Sergio Uñac, quien lo recibió en un acto realizado en Casa de Gobierno, bajo el ojo orgulloso de sus compañeros. El acto contó también con la presencia del secretario de Seguridad, Carlos Munisaga. ​El hecho que valió el reconocimiento permitió salvarle la vida a una niña de dos años de edad, quien gracias a las maniobras de reanimación pudo sobrevivir.