Un hombre de 24 años sobre el que pesaba un orden de restricción de acercamiento a su ex pareja, fue detenido anoche por agredir a la mujer, quien está embarazada de ocho meses. El hecho ocurrió en departamento de Albardón y motivó la intervención de la Comisaría 18º.

De acuerdo a fuentes oficiales consultadas por Diario de Cuyo, Matías Mercado Ponce llegó en su motocicleta al domicilio que ocupaba junto a su ahora ex pareja, ubicado en el barrio Conjunto III de la localidad albardonera de Campo Afuera.

Al llegar a la casa, la joven embarazada de ocho meses le pidió a Mercado Ponce que se retirara, lo que derivó en el comienzo de una discusión. La mujer entonces abandonó el hogar para ir a pedir ayuda a la casa de su hermana, quien reside a unas tres cuadras, cuando ex pareja la siguió para abordarla en plena vía pública.

Allí, según el testimonio de la mujer, la tomó del cuello y le tapó la boca, comenzando a sofocarla. La joven pudo escapar del agresor tras arañarlo y puso resguardarse en la casa de una vecina, cuyo hijo de 14 años presenció la violenta agresión.

La víctima llamó entonces a su hermana por teléfono, quien se presentó en el domicilio de la vecina. Cuando pensaron que Mercado Ponce había abandonado el lugar, emprendieron a pie el regreso hasta la casa de la víctima y allí se encontraron nuevamente con el violento joven, quien fue detenido por la policía luego de que las mujeres alertaran del hecho a través de un llamado al 911.

Hace cuatro meses la joven embarazada ya había presentado una solicitud de protección ante la Comisaría para la Mujer, lo que motivó la intervención del Segundo Juzgado de Instrucción Penal de la Provincia.

Junto con los efectivos policiales, llegó al lugar una ambulancia del 107 que certificó el estado de salud de la víctima, como así también se hizo presente un representante del Ministerio Público Fiscal, quien dirigió la correspondiente investigación.

Ahora el agresor será juzgado por el sistema de Flagrancia, siendo imputados por los cargos de presuntas lesiones leves y desobediencia a una orden judicial, ambas en el marco de violencia de género e intrafamiliar.