Una explosión lo despertó y reaccionó a tiempo para rescatar a los niños. Las pérdidas por el incendio fueron totales.


Carlos Cabrera dormía en su casa de la Villa Libertad, en Pocito, cuando una explosión lo despertó y se vio rodeado de llamas. Pese al aturdimiento inicial, arriesgó su vida y en un acto de valentía pudo rescatar a los tres sobrinos que residen con él. Pese al esfuerzo de los vecinos y los bomberos, el fuego consumió el interior de la vivienda y sus habitantes quedaron en la calle.

En diálogo con Diario La Provincia SJ, Cabrera brindó detalles del siniestro que le quitó casi todas sus pertenecías: “Cuando sentí la explosión, salí a ver mis sobrinitos. Los saqué de inmediato pero ya el fuego no se podía parar. Los niños estaban durmiendo y pude rescatar algo como una camita y un placarcito pero de lo demás no quedó nada”.

El tío salvó a los sobrinos y se recibió de héroe.

La casa, una construcción de adobe y cañas, fue rápidamente consumida por las llamas ante la desesperación del hombre, quien se lamentó por las pérdidas materiales aunque haber podido a rescatar a los hijos de su hermana, de 3, 4 y 8 años de edad lo reconfortaba.

“Llegaron los vecinos y luego los bomberos, nosotros no pudimos reducir al fuego y quedó todo en cenizas. Tuve miedo, como todos, pero me dieron coraje mis sobrinos. Entré y los manoteé”, aseguró el hombre que se dedica a la albañilería aunque producto de la pandemia se quedó sin trabajo.

Si bien en un primer momento recibió asistencia por parte de los vecinos, del municipio de Pocito y del Ministerio de Desarrollo Humano, la dimensión de las pérdidas requiere una ayuda de mayor envergadura para poder rehacer su vida junto a su familia. Para ello, se solicita cualquier tipo. Los interesados en darle una mano al tío “héroe”, pueden hacerlo llamando al 264-457-9649.




Comentarios