El transportista tiene 30 años y la joven 18, ambos quedaron a disposición de flagrancia.


Un transportista sanjuanino identificado como Juan Carlos Toledo, de 30 años de edad, fue detenido cuando intentaba ingresar con su camión desde Mendoza a San Juan a través del control policial de San Carlos (uno de los tres corredores sanitarios seguros autorizados en la provincia). Toledo llevaba oculta en la parte trasera de la cabina a una joven mujer de 18 años de edad identificada como Carola Soraide.  Por intentar ingresar a una persona de forma ilegal, los dos fueron detenidos y quedaron a disposición de flagrancia. 

Si bien el transportista llevaba consigo los permisos sanitarios obligatorios, cuando los uniformados de la División Tránsito apostados en el control policial de San Carlos procedieron a interrogarlo si viajaba sólo, éste les informó que sí. Sin embargo, al serle requerido inspeccionar el interior de la cabina del camion Iveco que conducía, se descubrió que en su interior viajaba escondida Soraide. La joven no llevaba ningún permiso.

Móviles policiales custodiaron que se los hisope.

Ambos quedaron detenidos tras constatarse la evidente maniobra clandestina que desplegaron para ingresar a la provincia violando los protocolos y normas legales tendientes a evitar la propagación del COVID-19 en San Juan. Los dos quedaron a disposición del Sistema de Flagrancia. ​Los jueces de flagrancia vienen aplicando fuertes multas a quienes infringen la normativa, algunas superiores a los $50.000. 

Concluido el trámite en el lugar de aprehensión, los sujetos fueron trasladados “encapsulados” en el camión en que se conducían seguidos por móviles policiales hasta el estadio del Bicentenario, donde el vehículo quedó secuestrado y resguardado. Desde allí, Toledo y Soraide fueron trasladados hasta llegar a la Terminal de Ómnibus de la Ciudad de San Juan. Se les hicieron a ambos los correspondientes testeos o hisopados (prueba de PCR) para determinar su condición sanitaria (si resultan ser portadores o no de COVID-19). Una vez hisopados, fueron trasladados a un hotel céntrico en donde deberán cumplir la cuarentena de rigor.




Comentarios