El joven fue detenido por Gendarmería junto a su novia. Caminaron más de 20 kilómetros.


Un estudiante de policía ingresó ilegalmente a San Juan junto a su novia. Telmo Coronado caminó mas de 20 kilómetros para llegar hasta su domicilio, ubicado en Sarmiento. Según le dijo a Gendarmería, desde marzo había quedado varado en Mendoza y necesitaba llegar a la provincia sí o sí para hacer las prácticas de la Diplomatura en Seguridad Ciudadana, el paso previo para ingresar a las fuerzas de seguridad locales. Ahora tanto él como su pareja, Érica Veliz, serán juzgados por flagrancia.

El hecho ocurrió el pasado 28 de julio a las 14 aproximadamente. Personal de Gendarmería tomó conocimiento del ingreso ilegal de una pareja a San Juan, con domicilio en Media Agua. Cuando el personal de seguridad llegó a la vivienda, no se resistieron a la detención y explicaron que llegaron hasta el control en auto pero como no los dejaron ingresar a la provincia decidieron dejar el auto y caminar los 20 kilómetros que separan el límite interprovincial con su domicilio. La travesía de ambos jóvenes por una zona inhóspita fue con bolsos y cargados al tope. Cuando llegaron a una zona con señal, le llamaron a un conocido para que los fuera a buscar.

La pareja deberá afrontar el pago de una multa en flagrancia.

Ambos fueron detenidos y trasladados para que cumplan la cuarentena en hoteles. Además se les hicieron los correspondientes hisopados. Los dos serán juzgados por flagrancia. Las multas por entrar ilegalmente a San Juan en plena pandemia son muy altas.

Uno de los problemas más graves con los que deben lidiar las fuerzas de seguridad en la provincia es con los ingresos ilegales por pasos clandestinos. Recientemente se supo que una joven llegó desde Mendoza escondida en un camión de verduras para celebrar el cumpleaños de su padre. En Jáchal una mujer proveniente de La Rioja fue denunciada por su propia pareja al entrar evadiendo los controles.




Comentarios