A pesar de que el consumo no repunta, la Cámara de Panaderos de San Juan decidió aumentar el precio del pan un 10% porque no pueden sostener la suba de los costos con las que conviven mes a mes. La harina es el producto que más aumentó ya que los servicios de energía se encuentran congelados por el decreto presidencial. Desde la próxima semana, el pan se ofrecerá un 10% más caro en las góndolas locales.

El presidente de la Cámara, Manuel Rodríguez, le dijo a Diario Huarpe que desde que arrancó la cuarentena los sanjuaninos consumen un 30% menos de pan. Según el empresario ha incidido fuertemente la implementación del horario de corrido. Para Rodríguez, la gente no está acostumbrada a comprar el pan en horario de siesta y esto ha terminado afectando fuertemente los números finales. A esto se le suma otro problema: los transportes. Como en el resto del país la cuarentena ha sido más dura, los transportes con las materias primas han demorado más de lo habitual en llegar y en general con menos mercadería.

El precio del kilo de pan de primera calidad está entre $90 y $100. Tradicionalmente las panaderías sanjuaninas han vendido la producción a precios mucho más accesibles que en el resto del país. En Buenos Aires, Rodríguez dijo que no se consigue a menos de $150 el kilo. De igual modo, cabe destacar que los precios al alejarse del centro bajan, sobre todo en los almacenes de barrio.

"Siempre vendemos un poco más bajo en San Juan, pero ahora estamos mal. Venimos pasando la pandemia de a poco, pero los insumos y los servicios aumentan también. Hasta ahora no nos vienen cortando la luz ni el gas, aunque muchos panaderos deben varias boletas", indicó el empresario.  El mix de factores incidió para que finalmente se tomara la decisión de incrementar los precios de este producto esencial en la canasta básica.