El hombre se desempeñaba como enfermero en el campamento que Barrick tiene en San Juan. Investigan cómo falleció.


La tranquilidad en la mina Veladero se vio interrumpida este último miércoles por el repentino fallecimiento de uno de sus empleados. Un hombre identificado como Raúl Torres, de 38 años, fue hallado sin vida en su habitación. La víctima, de acuerdo a la publicación de Tiempo de San Juan, se desempeñaba como enfermero en el campamento que Barrick tiene en el departamento Iglesia, a 350 kilómetros de la capital sanjuanina.

La noticia fue confirmada por la empresa minera. A través de un comunicado dieron a conocer el deceso en plena cordillera y aclararon que la pandemia de coronavirus nada tuvo que ver con la desgracia. “Las causas del fallecimiento no están conectadas con las labores de este trabajador ni con la situación actual de Covid-19”, expresaron las autoridades.

El mensaje que publicó el hermano de la víctima.

Por estas horas se investiga la causa del deceso. Fuentes policiales descartaron que se tratara de un homicidio porque el cadáver no presentaba lesiones ni heridas. Las hipótesis que manejan es que el enfermero murió por causas naturales o por una enfermedad. Es que toma fuerza la posibilidad de que Torres haya sufrido una sobredosis por algún medicamento que se suministró.

Mientras tanto el juez Eduardo Javier Alonso, de la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en Jáchal, ordenó la inmediata autopsia del cuerpo. Este jueves la Policía se encargó de bajar el cuerpo, que yacía en una de las habitaciones del campamento Los Amarillos de la mina iglesiana, para dar comienzo al trabajo de los forenses.




Comentarios