La mujer fue detenida en pleno microcentro de San Juan. Una enfermera constante que mentía.


Una situación insólita se dio este martes en la provincia de San Juan, en medio de los exhaustivos controles que realiza Gendarmería y la Policía provincial para evitar que se viole el aislamiento obligatorio. Una mujer de 35 años fue detenida después de escapar de un operativo y fingir que tenía síntomas de coronavirus para zafar. Una enfermera constató que no tenía fiebre y la conductora terminó esposada y en el calabozo.

Al ser entrevistada, la mujer manifestó que sentía síntomas compatibles con los del virus Covid-19 y por eso había interrumpido la cuarentena obligatoria dispuesta por Nación. Esto provocó que enfermeros y médicos del 107 se trasladaran hasta el lugar para verificar la versión de la detenida. Finalmente se descartó la fiebre u otros síntomas de infección.




Comentarios