Se trata del sacerdote Walter Bustos, de San Juan. Está procesado por abuso sexual simple.


El cura Walter Bustos estaba preso desde el 31 de agosto de 2018, en San Juan. Es que está procesado por el abuso sexual de tres menores de edad que eran sobrinos suyos. Si bien el juez lo procesó por abuso sexual con acceso carnal, la Cámara Penal luego atenuó esa imputación y quedó reducida a un abuso sexual simple. Es por eso que su defensa pidió la excarcelación y al magistrado que tenía la causa no le quedó otra que dejarlo en libertad. El cura fue visto haciendo trámites en el centro de San Juan y causó indignación en las redes sociales.

Fue el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción quien liberó a Bustos a pedido de la defensa, una vez que le redujeron el delito. Es que antes la acusación era abuso sexual agravado con acceso carnal por tres hechos pero eso se redujo a manoseos y la defensa del cura vio la oportunidad.

Fue un sobrino de 15 años del sacerdote el primero en denunciar los manoseos y otros ultrajes a los que lo sometía el cura. Luego de esto, otros dos sorinos también hablaron para contar lo que les tocaba pasar con su tío Walter. Cuando allanaron al religioso encontraron gran cantidad de pornografía homosexual. Además el informe psicológico de los menores llevó al juez a procesarlo.

El abogado de Bustos, apeló este procesamiento y consiguió que le revocaran el procesamiento por el mayor de sus sobrinos y que sólo quedaran manoseos a los dos menores. Este viernes, Bustos fue a hacer trámites y la gente que lo vio en la calle, lo escrachó en las redes sociales. 




Comentarios