Tal como advirtió el Servicio Meteorológico Nacional, las fuertes ráfagas de viento llegaron a San Juan en la previa de Navidad y generaron un sinfín de destrozos. El ventarrón alcanzó los 92 kilómetros por hora, provocando desde incendios hasta caídas de postes y árboles. Como consecuencia el Gobierno provincial montó un megaoperativo del que participaron 640 personas, entre bomberos y policías, para asistir a miles de personas afectadas por el fuerte viento.

No hay dudas que en la provincia fue una Nochebuena para el olvido. Si bien no hubo heridos ni mucho menos fatalidades, el ventarrón originó que varias calles quedaran bloqueadas por las caídas de árboles y postes, y ocho incendios de viviendas (en una de ellas murieron 20 animales y se quemaron 4.000 fardos de pasto). También hubo localidades que se quedaron sin energía eléctrica y agua potable.

Datos del ventarrón del 24 y 25 de diciembre.

Esto generó que en la noche del martes 24 el gobernador Sergio Uñac, junto a su gabinete, organizaran un operativo para ayudar a las familias que padecieron el fenómeno. La Secretaría de Seguridad de la provincia señaló que en total trabajaron 588 policías de la Central y comisarías de varios departamentos (Capital, Angaco, Rawson, Pocito, Jáchal y Rivadavia, entre otros). Además participaron unas 50 personas de Protección Civil. Entre todos utilizaron 13 dotaciones de bomberos completas, 25 camionetas y camiones de menor porte de Bomberos, 85 móviles policiales, 8 móviles de Protección Civil y 10 autobombas.

Si bien pudieron solucionar varios inconvenientes que se registraron, según publicó este jueves Diario de Cuyo en algunos barrios sanjuaninos todavía seguían sin luz 24 horas después del viento. Desde Energía San Juan, la empresa que provee la luz, no emitieron un comunicado al respecto, pero a través de Gobierno explicaron que los problemas seguían por "daños en los alimentadores de 33 kV del Sur y Este de la Provincia, afectando los departamentos Sarmiento, 9 de Julio, San Martín, Angaco y Albardón".

El gobernador Sergio Uñac junto a su equipo de trabajo siguió de cerca la situación durante y posterior a las fuertes ráfagas.

"Hemos tenido problemas de comunicación. Energía San Juan falló. Tenemos los informes del CISEM, de una gran cantidad de reclamos porque en la empresa no atienden. Esto claramente dificulta y genera gran malestar. Hablaremos con la empresa, seguramente", explicó Carlos Munisaga, titular de Seguridad.