El juicio fue en San Juan donde dos sujetos terminaron condenados a 11 y 13 años de cárcel por el brutal homicidio.


Dos sujetos fueron condenados, este martes, por el brutal homicidio del changarín Alfredo Páez, asesinado en el año 2017, en Rawson, una localidad al Sur de San Juan. Se trata de Franco Gabriel “El Javi” Castro, de 23 años y de su cuñado, pareja de su hermana, Emanuel Darío Fernández, de 27 años. Ambos fueron encontrados culpables por haber matado al changarín puñaladas, cuando éste fue a reclamarles porque molestaban a su hijo.

Castro fue condenado a 13 años de prisión y Fernández a 11 años. Las últimas palabras fueron de Castro quien dijo estar arrepentido y pidió perdón a la familia de Páez. “Estoy arrepentido, que me pueda perdonar la familia por todo lo que hice”, dijo Castro ante el juez Eugenio Barbera, de la Sala Tercera de la Cámara Penal de San Juan, según publicó el diario Tiempo de San Juan.

En el banquillo de los acusados también se sentaron Juan Marcelo Castro, de 27 años y Pamela Alejandra Castro, de 26. Éstos dos últimos también llegaron procesados por el homicidio al juicio pero Barbera entendió que no tuvieron nada que ver en la gresca mortal y los liberó. El fiscal de Cámara, Daniel Galvani, había pedido una pena de 17 años para los Castro y para Fernández por coautores, mientras que para Pamela Alejandra, pidió una condena de 10 años, pero esto fue desestimado por el juez.

El episodio donde murió Alberto Páez, en 2017, fue bastante confuso. Todo comenzó con su hijo Facundo Páez, que fue a comprar al kiosco y en el camino se cruzó con Franco Castro y Emanuel Darío Fernández. Ahí se produjo un interncambio de palabras por un par de zapatillas que uno de ellos le había robado a Páez hijo cuando estuvieron detenidos y todo se salió de las manos. El adolescente fue a buscar a su padre y entre los dos increparon a los delincuentes. En esa gresca violenta, ellos sacaron un cuchillo y le dieron 7 puñaladas mortales al changarín. 





Comentarios