Las cifras son del Instituto Nacional de Vitivinicultura. En 10 años cerraron 45 bodegas en la provincia.


La crisis económica afectó fuertemente a la industria del vino en San Juan y, en 10 años, fueron 45 las bodegas que cerraron o fueron captadas por otra mayor. Según informó Diario de Cuyo los datos provinenen del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). En el año 2010, en la provincia, había 159 bodegas elaboradoras y, en la actualidad, sólo quedan 114.

Las 45 bodegas que dejaron de producir equivalen a una  caída del 28,3% y la provincia se convirtió así en la que mayor capacidad elaboradora perdió, de todo el país, en una década.

Según el mismo informe del INV, en todo el país también cayó el número de bodegas pero menos que en la provincia. De 984 se pasó a 888 bodegas en la actualidad, lo que significa una baja del 9,7%, mucho menor a lo ocurrido en la provincia de SanJuan. En total, a nivel nacional, cerraron 96 bodegas y de ese número hay 9 provincias en donde la actividad creció a contramano del resto.

En Mendoza, por ejemplo, la cantidad de bodegas que bajaron sus persianas también fue mayor a la del resto de las provincias y de 703 elaboradoras que había en 2010, pasaro a ser 626. San Juan es la segunda productora de uva del país, después de Mendoza y el cierre de bodegas ocasionó grandes pérdidas laborales. Según el diario local, se calcula que desaparecieron unos 450 puestos de trabajo entre técnicos, enólogos y servicios varios.

“Referentes vitivinícolas sanjuaninos consultados opinaron que las empresas sucumbieron por la pérdida de competitividad del sector que se aceleró en los últimos años, con altos costos crecientes e inflación y la baja del consumo de vino que se profundizó con la crisis económica”, publicó el diario sanjuanino. Si bien estos factores influyeron en todo el país, en San Juan el costo fue mayor porque las bodegas eran más chicas.





Comentarios