El aumento regirá a partir del 1 de julio. El escolar también sufrirá un incremento.


Lo que el martes era un rumor ahora es una realidad. Por el aumento del dólar y el combustible, el pasaje del transporte público urbano aumentará a partir del segundo semestre en la provincia. Se trata de la segunda suba en lo que va del año –la primera fue del 28% en el mes de enero- que alcanzará el 30%. Según confirmó el subdirector de Transporte de San Juan, Sebastián Pacheco, el boleto común que hoy cuesta $16,90 alcanzará los $22.

“Sabemos que la situación económica no es buena, pero a su vez los empresarios afrontan costos crecientes y además son exigidos a renovar unidades, entonces debemos tratar de ser ecuánimes y aumentar la tarifa”, explicó Pacheco, quien agregó que pese al nuevo ajuste el pasaje en San Juan sigue siendo más barato que otras provincias.

Sin dudas se trata de un fuerte golpe para el bolsillo de los sanjuaninos, es que teniendo en cuenta el aumento de enero pasado, el boleto acumula un incremento del 58% solo en 2019. Algo similar ocurre con el boleto escolar, que pasará de los $5,50 actuales a $7 a partir de julio, lo que representa una suba del 72% en lo que va del año.

Pacheco, en diálogo con Diario de Cuyo, resaltó el esfuerzo que realiza el Gobierno provincial para seguir manteniendo el pasaje escolar único. Es que gracias al aporte de $95 millones por mes que realiza la gestión uñaquista, tras la quita de subsidios por parte de Nación, un alumno que vive en el interior paga exactamente lo mismo por viajar en micro que el que habita en el Gran San Juan. Sin el aporte local, el pasaje estaría costando $15.

Además continúan 9.000 becas de transporte gratuito que se generan a través del Ministerio de Desarrollo Humano, para los sectores vulnerables. Y hay cerca de 170 mil personas (jubilados, empleadas domésticas y los beneficiarios de asignaciones universales) con tarifa social que gozan de un descuento del 55% en la SUBE.






Comentarios