Se trata del barrio Gran Libertador que fue abandonado a medio construir en los 90'. El IPV se hizo cargo.


Hace 24 años una constructora se fundió y dejó a cientos de familias sanjuaninas con la casa a medio hacer. Este miércoles llegó la buena noticia para los propietarios: el Instituto Provincial de la Vivienda se hará cargo de ese barrio abandonado y ya llamó a licitación. Calculan que en un año y medio podría estar terminado.

Según publicó el diario Tiempo de San Juan, se trata del barrio Gran Libertador, ubicado en las calles Libertador y Meglioli, en la localidad de Rivadavia.  Es uno de los casos más escandalosos de abandono ya que hace 24 años, en medio de la construcción, la empresa que lo tenía a cargo se fundió y dejó los departamentos sin terminar. Lo peor de todo es que esas viviendas ya tenían dueños y todos ellos se quedaron sin poder acceder a las mismas.

Ahora, el IPV se hará cargo de terminar esas construcciones. El mismo diario local publicó que cuando el barrio fue abandonado, los dueños de las viviendas ya habían pagado un 15% de su construcción. El lugar estaba parado desde los 90′ y ahora que el Tribunal de Tasasiones le puso precio, el IPV podrá empezar a construir. 

“La obra está tasada en casi 400 millones de pesos y construirán un total de 141 departamentos. Las empresas constructoras contarán con 540 días de plazo de ejecución, por lo que la fecha de entrega estaría prevista para inicios de 2021”, sostuvo el diario sanjuanino.

Los departamentos, además, están en un 30% de avance pero aclararon que la empresa que se haga cargo de terminarlos tendrá que hacer algunas modificaciones. Éstas serán para poder adaptarse a las nuevas normativas de entidades como Planeamiento o Ecogás, que cambiaron a lo largo de los años.  Los adjudicatarios iniciaron una batalla legal para recuperar sus viviendas hace 24 años, sin embargo este es el primer avance en mucho tiempo.






Comentarios