Se trata de Marcelo Villalobos un sujeto de Bolivia que, en San Juan, violó a la hija de sus empleados.


Marcelo Villalobos Solíz, de 33 años, es el nombre del boliviano que violó y embarazó, en San Juan,  a una niña de 14 años que tiene retraso mental. Así lo aseguró Diario de Cuyo y reveló que el hombre aceptó su culpa por haber abusado de la menor. Villalobos Solíz había contratado al padre de la niña para que trabajara en su finca de Pocito y, por ende, conocía los horaios y movimientos de la casa de familia.

Según el diario local, Villalobos primero comenzó merodeando la zona cuando sabía que la niña estaba sola. Después, cuando el padre de la menor trabajaba y la mamá estuvo internada en el hospital para tener un bebé, aprovechó para violar a la menor. La chica quedó embarazada producto de la violación y solicitó, amparada en el Código Penal, la interrupción del embarazo. Cuando se realizó el aborto no punible, la menor tenía 10 semanas de embarazo y hubo gran resistencia de sectores “pro vida” en la provincia de San Juan.

Más tarde, los análisis de ADN extraídos a las muestras del aborto, demostrarían que Villalobos era quien había abusado de la niña. Por consejo de su abogado, César Jofré, Villalobo acordó ir a un juicio abreviado, aceptó la culpa por haber ultrajado a la menor y será condenado a 6 años de cárcel. Luego de la sentencia comenzaría el proceso para deportarlo a Bolivia, lugar de donde es oriundo.  Según el mismo diario sanjuanino, Migraciones ya inició el trámite para expulsar a Villalobos Solíz de la Argentina.

La niña, por su parte, se recuperó favorablemente luego del aborto que le practicaron y pudo volver a casa con sus padres y hermanos. El caso es recordado en la provincia porque fue el primer aborto amparado en el Código Penal que se realizó en San Juan.






Comentarios