Son jóvenes sanjuaninos que asisten al hogar estatal San Benito. Elaboran desde prepizzas hasta semitas.


Con el objetivo de elevar la autoestima y superar sus adicciones a las drogas, un grupo de sanjuaninos en recuperación puso en marcha una pequeña panadería en el hogar estatal San Benito. Con la ayuda del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, los jóvenes elaboran facturas, semitas, pan y hasta prepizzas. La actividad forma parte del tratamiento integral que reciben y que busca que adquieran confianza en sí mismo y puedan reinsertarse laboralmente, de manera honesta.

Gracias a las donaciones recibidas, el hogar cuenta con una amasadora, una sobadora, un horno pizzero y los insumos necesarios para preparar los productos de panificación. Dos de los chicos en tratamiento ya tenían conocimientos en el rubro y repostería, por lo que no fue necesario buscar quien les diera una capacitación.

“La puesta en marcha de la panadería forma parte de lo que llamamos proyectos de autogestión laboral que, más allá de ser una herramienta de trabajo para los chicos, les sirve para organizarse, armar una pequeña empresa, hacer compras y aceptar fracasos. Además, amasar el pan que consumen es todo un simbolismo. Es comer lo que hicieron con sus propias manos lo que les genera cierta satisfacción, confianza y autoestima”, explicó Raúl Ontiveros, a cargo de la Dirección Provincial de Abordaje Integral de las Adicciones, a Diario de Cuyo.

Por ahora hay dos jóvenes en el proyecto, pero la idea es sumar cuatro o cinco más con el sueño de formar en un futuro una cooperativa. Para esto, señalaron desde el hogar, buscarán a un maestro panadero para que les dé un taller de capacitación.

“En los demás centros de recuperación también los chicos emprenden proyectos laborales y destinan partes de las ganancias a comprar herramientas para que usen los futuros chicos en recuperación. Es para que generen responsabilidad y terminen con la idea de que por asistir a un hogar del Estado todo les va a llegar gratis”, agregó Ontiveros.




Comentarios