El pedido de auxilio de uno de los hijos de la pareja a los vecinos alertando que estaban apuñalando a su madre, hizo que estos, sin medir las consecuencias, en un acto de arrojo intervinieran.

Al no poder detener al agresor mientras apuñalaba a su ex pareja, debieron golpearlo con un candado y luego fueron amenazados hasta que lograron reducirlo con intervención de la policía.

En el video se puede ver a Pereyra en el suelo, ensangrentado y esposado y a pocos metros de distancia a Viviana, sentada, apoyada en una pequeña pared, a la espera de la atención médica luego de recibir entre cinco y siete puñaladas que la pusieron en grave estado.

De hecho, está internada en terapia intensiva con pronóstico reservado según nos informaron desde el Hospital.

El agresor también está internado por los golpes recibidos de parte de los vecinos que salvaron de milagro a la mujer ya que, a duras penas, lograron detenerlo.

En diálogo con Radiocanal, Norma, tía de Fabian Pereyra, el agresor, dijo que es una persona muy celosa y que estaba muy enojado por una nueva denuncia policial de Viviana por violencia de genero.