El Concejo Deliberante de esa ciudad se apresta a aprobar una ordenanza que cambiaría los valores actuales.


El Concejo Deliberante de San Francisco aprobará una ordenanza que establece sanciones a quien deje animales de gran porte sueltos o atados en lugares públicos o en los predios privados donde su tenencia no sea permitida.

La Municipalidad suscribirá un convenio con la Sociedad Rural San Francisco para permitirle alojar allí a los animales que sean retirados de la vía pública.

Cuando se detecte esta situación, se sancionará al responsable con una multa que va desde los $ 1.080 hasta los $ 2.160.

A esto habrá que sumarle $ 1.080 por cada día en que el animal permanezca en el predio de avenida Cervantes desde su retiro de la calle; también los gastos que genere su cuidado y la identificación.

El proyecto de ordenanza será tratado por los ediles en la próxima sesión y se espera que sea promulgado de inmediato para que pueda entrar en vigencia a la brevedad.

Una vez que se detecte la presencia de estos animales, desde la Secretaría de Salud se procederá a su captura y será revisado por un veterinario para luego quedar en custodia en la Sociedad Rural, señala La Voz de San Justo.





Comentarios