Vecinos que tienen a sus familiares enterrados en el cementerio Cristo Rey del municipio salteño de General Güemes denunciaron que una vez más vandalizaron las tumbas. Reclamaron que pagan un impuesto por el cuidado de los nichos pero que los destrozos son una constante y la necrópolis parecer ser tierra de nadie.

Desde hace años que ladrones no identificados saquean los mausoleos y rompen los nichos. Las flores y recuerdos que las familias dejan a sus seres queridos fallecidos quedan desperdigados por las calles internas del cementerio, que tiene tapia en los laterales pero no en el fondo. Allí sólo hay un cerco de alambre en mal estado. Además, los empleados municipales que lo mantienen se retiran a la tarde, y no hay sereno a la noche entonces los vándalos aprovechan para entrar y hacer estragos.

Destrozos en el cementerio de GüemesEl Tribuno

La última denuncia fue de Ely Suárez, una vecina que el viernes pasado fue a visitar la tumba de sus abuelos y tíos, y la vio destrozada. “Se robaron placas, rompieron la puerta, los vidrios, se llevaron algunas cosas de valor que había adentro. Pero lo peor y lo que más me duele es que juegan con los sentimientos, porque más allá de las cosas materiales, que se pueden reponer, se trata de cosas que tienen años y están cargadas de recuerdos”, detalló a El Tribuno.

La mujer agregó que vio muchos nichos y mausoleos en el mismo estado. “No hay un cuidador a pesar de que pagamos los impuestos. Creo que por lo menos deberían habernos avisado. Lo que pido, además de seguridad, es que nos avisen cuando algo así pase, al menos 10 nichos sufrieron el mismo daño y estoy segura que el resto de las familias no saben nada”, insistió.