El miércoles pasado fue noticia que la ANMAT había aprobado la aplicación de la vacuna Sputnik V a mayores de 60 en Argentina, y aunque todavía se están colocando las dosis llegadas de Rusia a personal de salud, tres trabajadores del hospital de Rosario de Frontera (Salta) que están dentro de esa franja etaria recibieron la vacuna.

En este contexto, el gerente del hospital, Alejandro Peso, le confirmó a InformateSalta que no tuvieron reacciones adversas, salvo dolor de cuerpo y también en la zona donde les colocaron la inyección. Los trabajadores vacunas son el médico clínico Emilio Alderete, de 65 años, que atiende en la guardia; el chofer de la ambulancia Juan Vargas, de 63 años y la enfermera Rosa Zelarayán, de 64 años. “Ninguno tuvo miedo y todos manifestaron su voluntad de vacunarse”, subrayó Peso.

El médico también aclaró que los trabajadores recientemente vacunados no se contagiaron de COVID, pero aclaró que esto no es un impedimento para acceder a la vacuna. “De los tres ninguno tuvo COVID pero dentro de los que queda todavía quedan por vacunarse hay un enfermero de UTI (Unidad de Terapia Intensiva) de más de 60 años que tuvo COVID y que también está en la lista”.

Peso también aclaró que la finalidad de la vacuna Sputnik V ayudará a reducir la letalidad del virus en la población, y que no es exclusión para vacunarse haber tenido COVID-19. Recordamos que Salta está en plena campaña de vacunación al personal de salud. La primera dosis de colocó entre finales de diciembre y principios de enero, mientras que la segunda se aplica ahora. De esta manera se completará el esquema de vacunación a los trabajadores sanitarios seleccionados para esta primera etapa.