Este jueves, los conductores de taxis de Salta solicitaron un reajuste de las tarifas del transporte impropio en el marco de la pandemia y tras el incremento del 30% del precio del gas natural comprimido.

El titular del Sindicado de Peones de Taxis, Alfredo Carrizo, adelantó que pidieron el 35% de reajuste; y aseguró que el aumento les alcanzaría para sobrevivir. “La permanente suba del precio del combustible y el incremento del 30% del precio del GNC afectó a todos los trabajadores taxistas, sin contemplar previamente la situación de emergencia sanitaria que se vive en todo el país”, explicó el gremio a través de un comunicado.

Actualmente el precio de la bajada de bandera diurna es de $45 y de concretarse la suba en junio como se estima superaría los $60. Por otro lado, Carrizo cuestionó que en Salta el GNC cueste entre $50 y $51, mientras que en Capital Federal su valor no supera los $25. Frente a este contexto solicitan que el Gobierno provincial arbitre los medios con las cámaras expendedoras de gas para controlar el precio del insumo.