Diego Armando Maradona tenía tan solo 16 años cuando debutó en la primera de Argentinos Juniors un 20 de octubre de 1976. En esa misma jornada y con el número 16 en su espalda, hizo su primera magia con un caño al salteño Juan Domingo Patricio “Chacho” Cabrera, el volante de Talleres de Córdoba.

Cabrera vivió gran parte de su vida en Villa Soledad, en Arturo Dávalos al 100. Jugó entre 1976 y 1979 en el equipo cordobés, y fue parte del equipo que le ganó al bicho colorado por uno a cero. Sin embargo, el partido fue recordado por ser el primero del Diez, que entró en el entretiempo por Rubén Giacobetti.

El icónico caño del Diez a Cabrera.El Gráfico

Como informa El Tribuno, al hablar de ese partido, Cabrera contaba que “yo ni sabía quién era, se la dio al 3 y el 3 se la devolvió. Maradona recibió de espaldas y cuando se dio vuelta, como soy medio chueco, me tiró el caño. No sentí bronca porque íbamos ganando. Si estábamos perdiendo seguro que lo corría y lo bajaba de un patadón.” Agregaba que “Jamás hablé con Diego de esa jugada, ni cuando estuvimos en la Selección, con Menotti, después de ganar el Mundial 78. Sabiendo todo lño que fue él, si hoy se diera la misma situación, le abriría las piernas; ni lo pensaría. No te está haciendo un caño Ruggeri o Giunta. Es un caño de Maradona, del mejor”.

Cabrera murió en el 2007, y antes de ello manejaba un remis. Debutó en Gimnasia y Tiro en 1970, y tras su paso por Talleres, Estuvo en FC Girondins de Burdeos (Francia), San Lorenzo, Vélez Sarsfield, Racing y finalmente volvió a Talleres.

Chacho Cabrera recreando el momento del caño.Viral