Dos hombre y dos mujeres de nacionalidad boliviana fueron detenidos en la localidad salteña de Pichanal. Los narcos tienen vínculos familiares y domicilios en Córdoba y San Luis.


En la noche del domingo, durante un control realizado por investigadores de la Dirección de Drogas Peligrosas de la Policía de Salta, cayó parte de un clan narco que se dedicaba al comercio de cocaína, con vínculos familiares y domicilios en Córdoba y San Luis.

Los efectivos realizaron la detención en el cruce de la ruta nacional 50 y la 34, en la localidad salteña de Pichanal, donde descubrieron bajo un “doble fondo” en la caja de dos camionetas, 143 kilo de cocaína de extrema pureza.

Los 143 kilos de cocaína secuestrados por la Policía. (Prensa Policía de Salta)

Los detenidos son dos mujeres y dos hombres de nacionalidad boliviana. El comisario Enrique Cabreras, de la unidad de Drogas Peligrosas en Salta, manifestó por radio Cadena 3 que los cuatro detenidos están unidos por vínculos familiares, y que actualmente se investiga si son parte de un clan narco con ramificaciones a lo largo y ancho del país, y con actividad en Córdoba y San Luis.

En las cajas de los vehículos se podían apreciar bultos llenos de ropa y otra mercadería proveniente de la ciudad boliviana de Bermejo al mejor estilo “bagayero”, pero oculta bajo un doble fondo, tenían escondida la droga.

Doble fondo de una de las camionetas. (Prensa Policía de Salta)

El gobierno Nacional intenta, por medio de un régimen de importaciones simplificado en la frontera con Bolivia, controlar la mercadería que entra y sale del país, y disminuir el narcotráfico.

El nuevo régimen causó conflicto en Salta, ya que los bagayeros (trabajadores de frontera) no querían inscribirse en el régimen en el cual tienen que pagar impuestos, inscribirse en Afip, y disminuir el tamaño de sus bultos para pasarolos por un escaner. Finalmente se acordó una prórroga de 45 días para que los trabajadores ilegales puedan regularizar su situación.






Comentarios